4 Poemas: A morte 2017

Non temo en absoluto á morte, soamente a esta efímera existencia

 

“El Quillo de Algeciras”

Camisa de seda, alma gitana

de corazón blanco, gris o seu cabelo

Don Mauro Ordóñez Sosa para eles

El Quillo de Algeciras” para nós

en busca, nunca escapado

dun lugar encantado

soía dicir “esta es mi gente

cando  un gaditano estaba presente

Carismático, Emperador

descansa en paz no mar de Camariñas

o corpo e alma

de Don Mauro Ordóñez, “El Quillo de Algeciras”.

Sin rencor

Solo nos separa un océano infinito

de escualos enfrentados por ser capturados,

kilómetros de espuma de la sangre emanan

gime el sol con mis pupilas

como balsas perdidas en el Atlántico

Cruzando a la orilla de los poetas negros,

donde no soy blanco y los de color palidecen

y mujeres y hombres son todavía humanos, fantaseando puramente

Remo, remo, sigo remando

Sobre mi cabeza grandes Boeing 747

pero no le encuentro la caballerosidad suficiente

al no poner en riesgo mi vida

por el poema que más amo en esta mísera existencia.

Poema alex

Así soy

Sigo latiendo cual fugitivo

Gritando a lo recién nacido

Desesperando a los que llevo dentro por una taza de café instantáneo en la cocina equivocada

No hallo entendimiento con la sangre tenue de un domingo eterno

No me valen explicaciones comunes

Grandes tiradas

Que el otoño es hermoso

Miradas de fuego sumergidas en el Ártico

No poseo tal tecnología

Para arrancar el alma de tu cuerpo sumergido

Ai!… Locuaz me hago, más imbécil todavía

Por eso acepto quién soy

Ser imbécil para aceptar que lo soy

Ser luz y ahuyentar las sombras

Pisarme a mí mismo en streaming

Con armas de seductor

Despidiendo el video con voz de radio

Gordo y mantenido como un cerdo.

From Tokyo to your soul

Te busco humana

No me importan credenciales

No me importan tus ideales

No escupas algoritmos

No te gires en los bares

Busco sables reales

Busco el alma, ya codificada

Hallo y exclamo al mismo Dios

Son tantas fotos sin fotografía

Tantas caras sin rostro

Que me pongo enfermo

Y salgo al balcón a fumarme hasta lo más profundo de mi instinto

Y el balcón se aparta

Edificios alejándose

Los coches dejan de circular

Y miro, busco, pero no te encuentro

Hay un pequeño jardín, debajo

La universidad se encarga

Levanto sus cimientos

Solo hay piedras, y me pongo a mear

Dejo el aire acariciar mis pensamientos

Sacudo mis delirios con una sola mano

Y me lo guardo bien al seco

“Hasta el amanecer”

Dice la japonesa que me he comprado, en cientos de idiomas la he programado

Gimiendo el dolor que llevo dentro

Por una soledad sin amor,

Humana.

Autor: Aarón Roble Pulido

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: